La serie hiperviolenta se ha convertido en un fenómeno en la plataforma de Streaming, la cual marca una conversación social y cultural, va camino a convertirse en la serie más vista de la historia. Una producción que no necesitó criticas iniciales ya que, fue suficiente con dejar la serie en el catálogo, y que el voz a voz y las redes sociales se encargaran de dar la vuelta al mundo desde Corea del Sur.

La serie tiene un punto de partida visceral y fácil de comunicar ya que, son 456 personas con deudas que compiten entre la vida y la muerte en juegos infantiles para repartirse 34 millones de euros.

Aunque el género de la serie no es tan novedoso, su producción visual, los personajes con los que uno se podría identificar y una visión perturbadora de una naturaleza humana, que han logrado conectar con muchos públicos en todo el mundo.

Podría interesarte: Encanto: Nuevo tráiler con más referencias colombianas, y la arepa no podía faltar

En el 2008 cuando el creador se le ocurrió la idea, tenía una situación económica precaria y leyendo comics japones como Batlle Royal, se planteó sobre cómo actuaría él ante una competencia mortal. Era un concepto coherente con la realidad del país donde vivía: 52 millones de ciudadanos en una extensión reducida, aislados por frontera con Corea del Norte y un clima económico muy competitivo.

Así mismo, el endeudamiento de las familias, un problema que va más allá de las fronteras es extremo, son el sexto país del mundo con más suicidios. Y un sector de los jóvenes renuncian a tener una vida en pareja debido a las complejidades de sostener una familia y así prosperar en el mercado laboral.

‘El Juego del Calamar’ una crítica al capitalismo extremo 5

Por esta razón, no es casualidad que del país saliera la película ‘Parásitos’, de Bong Joon – ho. Aquella idea se transformó en la serie de televisión que Dong-Hyuk vendió a Netflix en 2019, sin embargo, para diferenciarla, se aseguró de que los juegos infantiles fueran sencillos y extraídos de la cultura popular. Por ejemplo, la primera competición se llama “luz roja, luz verde”, permitiendo a los espectadores centrarse en los personajes en lugar de distraerse sobre cómo funcionan las reglas.

“La gente se siente atraída por la ironía de que los adultos sin esperanza arriesgan su vida para ganar un juego de niños” mencionó el director de ‘El Juego del Calamar’, Hwang Dong -hyuk.

Puedes leer también: Viviendo un momento ‘Banzai’

Los expertos señalan que uno de los atributos destacados de la serie son sus personajes, teniendo en cuenta que muchos de ellos son miembros marginados de la sociedad y aunque todos ellos tienen enormes problemas de dinero, vienen de distintos sectores socioeconómicos.

Si pierdes, mueres.

Abre una cuenta en Star+ hoy mismo y conéctate con un mundo de deportes y entretenimiento. Click para ver.