Llegan a Disney Junior los divertidos hermanos cachorros de pug Bingo y Rolly con nuevos episodios que los lleva a vivir aventuras en sus vecindarios y alrededor del mundo. Puppy Dog Pals, el programa que enseña el valor de las adopciones de mascotas discapacitadas.

En el siguiente reportaje les cuento los detalles de este hermoso programa que no sólo entretiene a los más chiquitines sino además les deja increíbles mensajes para aprender a valorar a los animales, como aprender a querer y aceptar a quiénes son diferente a nosotros:

Lo cual quiere decir que no sólo trae nuevas aventuras sino valiosos mensajes sobre diversidad, inclusión, respeto, colaboración y amistad, en un momento muy especial de la comunidad global, en el que está pasando algo muy hermoso y es que muchas personas al estar más tiempo en casa buscan mascotas para incorporar miembros caninos a la familia.

Según cifras de refugio de la ONG en Argentina, las adopciones durante los meses de aislamiento social crecieron un 253% por ciento con respecto al mismo período del año pasado. Que sería increíble que en todos los países en el mundo se lograra esta cifra, ya que demasiados animales fueron abandonados y sacrificados en Colombia porque creían que transmitían el virus.

Ya sea ayudando a su dueño, Bob, o a algún amigo que lo necesite, el lema de los pug es que la vida es mejor con amigos a tu lado. Cada episodio presenta las similitudes y diferencias entre Bingo y Rolly, mientras demuestran lecciones positivas acerca de la amistad, la resolución de problemas, la colaboración y aventura.

La diversión canina continúa y los episodios estreno suman un nuevo personaje protagónico: Lollie, una cachorra con discapacidad que se traslada en un carrito con ruedas y conoce a Bingo y Rolly en una feria de adopción de mascotas.

Su incorporación a la historia de Puppy Dog Pals no sólo trae nuevas aventuras de la mano de valiosos mensajes sobre diversidad, inclusión, respeto, colaboración y amistad, sino que llega además en un momento muy especial de la comunidad global, en el que muchas personas están pasando más tiempo en casa y compartiéndolo con sus mascotas e incluso buscan incorporar miembros caninos a la familia.

“Hemos visto un incremento exponencial de adopciones de perros durante la cuarentena. Las familias están en sus casas y tienen más tiempo para dedicar al cuidado de una mascota”

Asegura Bettina Verdaguer, directora operativa de El Campito Refugio, una organización sin fines de lucro de la provincia de Buenos Aires que rescata y rehabilita perros para luego entregarlos en adopción. Según cifras del refugio, las adopciones durante los meses de aislamiento social crecieron un 253 por ciento con respecto al mismo período del año pasado.

En los refugios suele haber perros con discapacidad –como el personaje Lollie– que ansían integrarse a una familia, pero muchas veces a la hora de adoptar las personas buscan perros caminantes, sea por prejuicios o desconocimiento. Según la directora de El Campito Refugio, los animales con discapacidad no son difíciles de cuidar y pueden hacer una vida similar a la de las mascotas que se trasladan con sus cuatro patas. “Ellos no sufren su condición. Juegan y se mueven con el mismo entusiasmo que los perros caminantes. Como cuidadores, lo único que tenemos que hacer es llevarlos a un control veterinario cada seis meses y, en algunos casos, vendarles las patas para que no se lastimen al arrastrarlas por el suelo. El resto de su vida es exactamente igual a la de los otros. Hay que animarse y darles la oportunidad de formar parte de nuestras vidas”, concluye Verdaguer.

Le interesará leer: Nuevos episodios “Vampirina” y “Rocketeer” por Disney Junior

Google News Síguenos en Google News