El pasado domingo 2 de febrero el estadio en el que se jugaba la final del Super Bowl 2020 fue el epicentro de un movimiento que ahora se debe volver global, gracias a la presentación de Shakira en este evento cantando y bailando champeta.

Así de la mano de una de las mayores exponentes musicales de Colombia, la champeta se convirtió en un fenómeno global.

Durante el show de medio tiempo en el Superbowl LIV realizado en Miami, los asistentes al evento se sumaron a los más de 100 millones de televidentes que en el mundo escucharon por primera vez los acordes de ritmos caribeños, africanos y disfrutaron su danza especial.

La champeta es ampliamente conocida en el país, más que un género es un fenómeno musical y cultural. Su origen se remonta a las zonas afrodescendientes de los barrios de Cartagena, donde gracias a las diferentes fusiones de géneros africanos como la chalupa y el sukus, empezó a calar en las fiestas locales o “picós” pasando a los listados de radio nacionales, siendo hoy uno de los ritmos más populares de Colombia.

Entre los grandes exponentes de este género musical se encuentran Charles King, Viviano Torres “Ane Swing” y Louis Towers “El Rasta”, mejor conocidos como “Los Reyes de la Champeta. Pioneros, leyendas y creadores de este ritmo del caribe Colombiano, los bien llamados pesos pesados del folclor nacional llevan sus creaciones alrededor de todo el mundo.

Otro de los artífices en esta categoría musical es la agrupación Bazurto All Stars de Cartagena, artistas que llevan 10 años siendo fieles a la música folclórica y la champeta, fusionándola con sonidos electrónicos que los han caracterizado desde sus inicios. Bazurto All Stars se identifica por su energía en vivo y su mezcla de ritmos sobre el escenario.

La champeta llama a la alegría, el baile, el movimiento rápido de pies y caderas, pero sobre todo, crea un interés mayor en conocer más sobre este género musical que nació en el caribe colombiano.

Director de estereofonica.com y fanático de pasarla bien en cualquier parte del planeta.