La banda ecuatoriana de criminal punk jazz Don Bolo inicia el año con nueva música, presentando su tercer disco de estudio ‘Desde mi privilegio’.

‘Desde mi privilegio’ es una pieza única en la discografía de Don Bolo ya que es el primer disco en contar no solo con voces sino también con letras. Las letras están cargadas del espíritu sarcástico y escéptico que caracteriza a la banda, un derroche de actitud y estilo. A pesar de esto, mantienen el elemento cinematográfico que el grupo ha forjado desde el primer álbum. Es un viaje, es la banda sonora de una película de humor negro o de una sátira. Es un disco callejero, pero elegante.

«Es un disco único por ser el primero con voces y letras. Es un trabajo especial por ser el disco más pesado, rápido y fuerte que hemos hecho. El concepto detrás del álbum fue simplemente hacer algo divertido y simple. También rendir un homenaje a un elemento musical que ha estado siempre en nuestra música, el factor punk. Después de lo que fue la obra maestra de nuestro segundo disco ‘Bahamut’, quisimos alejarnos por un momento de los complejos arreglos para asumir una postura más directa y agresiva», comenta la banda.

«‘Desde mi privilegio’ no es un disco de punk cualquiera, es un disco que reúne elementos del Grind, Black Metal, Death Metal, Stoner, Hardcore Punk y Thrash. Es un disco fusión (como nuestros discos anteriores), pero esta vez alrededor del tupa tupa y la música satánica. Mucha gente cree que todo lo mencionado es la misma bulla, pero no, es un ruido completamente diferente del otro; estilos separados que pueden ser mezclados para crear cosas nuevas», agrega el grupo.

‘Desde mi privilegio’ de Don Bolo es un disco de once canciones grabado y producido en la ciudad de Quito, Ecuador en BlowJob Records durante el verano de 2021 y masterizado en Chicago por Carl Saff.

«Es un disco de 22 minutos en donde todo el tiempo estás en una montaña rusa, te revuelca y te sacude para que al final, sin saber porque, quieras treparte de nuevo. Es un álbum de pura diversión para grandes y chicos, para toda la familia, para la última fiesta del mundo antes del holocausto nuclear. Este disco también es el cierre de un ciclo, el final de una etapa en el sonido y vida de la banda, es botar todo por la ventana y decir a la #$%& con todo», puntualiza Don Bolo.

La portada del disco fue realizada por el artista ecuatoriano KST. La idea era retratar de alguna manera las 6 personalidades que le dan vida y ejecutan la música del álbum.

Según Don Bolo, «el nombre de ‘Desde mi privilegio’ viene de varios lugares: primero porque rompemos con esa idea de que para hacer buen punk y metal hay que salir de una alcantarilla y tener mínimo una sobredosis. Nosotros no somos así, no somos de la calle y tenemos objetivos en la vida. En segundo lugar, se ha hablado tanto de los privilegios de la gente que también quisimos decir que no estamos acomplejados de quienes somos ni de lo que tenemos y que haber estudiado música no nos hace menos capaces de hacer el mejor disco de tupa tupa que ha visto este hemisferio. Finalmente, el nombre es un chiste y si alguien se ofende que se ponga mentol».

Don Bolo seguirá trabajando constantemente para llevar su música a todos los rincones de Ecuador, Colombia y demás países de Latinoamérica que se interesen en conocer propuestas novedosas, de calidad y cien por ciento reales.

Sigue leyendo