La magia del cine francés envolvió el campo colombiano y lo arrulló entre la emoción y la fascinación inocente de los campesinos que cambiaron su rutina por una noche de gala a la cultura gracias al Proyecto Nacional Conectividad de Alta Velocidad del Ministerio TIC. El Cirque Farouche llegó a las veredas de La Macarena, Barranca de Upía, Cumaral, Uribe, Unguía, Acandí, Quibdó y Puerto Carreño.

“Nos unen lazos de orgullo”

Más que un lema, ésta frase ha sido la esencia del Proyecto Nacional Conectividad de Alta Velocidad del Ministerio TIC, el cual llevará Internet a los 28 municipios y 19 áreas no municipalizadas más alejadas del país en las regiones de la Amazonía, Orinoquía y Pacífico.

La Unión Temporal Andired está tan identificada con este tejido que busca recrearlo con diferentes fibras y elementos para hacer evidentes los lazos que unen a los colombianos.

Para llegar a la vereda Getzemaní hay que recorrer 5 horas de trocha en moto o carro desde la cabecera municipal de La Macarena. Allí, en la frontera entre el departamento del Meta y Caquetá, vive Sandra Milena Pérez, una joven de 25 años que se convirtió en gestora del Kiosco Vive Digital de su vereda porque su actitud de servicio es innegable.

Sandra recibió la semana pasada una invitación muy especial: convocar a su comunidad a participar en la transmisión en vivo del Cirque Farouche, el cual se presentó en el teatro Mayor  Julio Mario Santodomingo en la ciudad de Bogotá. La estrategia fue ir casa por casa de su vereda y contarle a todos con la emoción y sonrisa que la caracteriza: ¡Tenemos cine! ¡Tenemos teatro!

Le interesará: Cristina Hurtado Se Internacionaliza Con Su Participación En “No Te Lo Pongas” De Discovery Mujer

Así, poco a poco todos se fueron programando, al punto que en Getzemaní solo se hablaba acerca del evento que habría en el Kiosco. “Yo nunca he ido a un circo o a un teatro, que bacano”, decían los muchachos. “Llevemos galletas y armemos unas onces para compartir todos”, dijeron las señoras.

El día llegó y los habitantes de Getzemaní asistieron puntualmente a disfrutar de la transmisión. “Aunque aquí en el campo, usted sabe, a las 8 de la noche ya todo el mundo está durmiendo, ese día así fuera a pie, en moto o a caballo, la comunidad vino. No importó la lluvia”, dijo Sandra Milena.

Fue una noche llena de asombro, emoción, risas y sobresaltos que inició 20 minutos antes de que comenzara la transmisión, porque como si se tratara de fiesta de fin año, los vecinos impacientes empezaron a contar cuanto faltaba… “Faltan 10, faltan 5, faltan 3” decían.

El telón de la obra 18 ½  de Cirque Farouche, se abrió y el Kiosco Vive Digital de Getzemaní quedó en silencio, todos asombrados disfrutaron de las acrobacias con el mástil chino, la bicicleta acrobática, las torres humanas y mucho más. 


Otros Kioscos Vive Digital ubicados en zona rural de Barranca de Upía, Cumaral, Uribe y La Macarena (Meta), Unguía, Acandí y Quibdó (Chocó) y Puerto Carreño (Vichada); también hicieron parte de esta noche de Teatro Digital.