HBO tiene claro que no quiere volver a que le pase lo que sucedió con la pasada temporada de Game of Thrones, la serie más afamada de su cadena, la más premiada y hasta pirateada de la historia de la televisión.

Por eso ha cuidado todos los detalles para que no se filtre nada, ni una línea, de la última temporada que se estrenará en abril.

Es que hasta ni la fecha precisa se ha revelado y mucho menos se ha filtrado.


Pero mientras la audiencia veía la gala de los Globo de oro ellos quisieron recordar que su serie estrella y otras más que tienen bajo la manga, estarán muy presentes en 2019 y compartieron un adelanto de True Detective, Watchmen, Euphoria, Big Little Lies, Veep, Barry, Successions, Divorce y Game of Thrones.

Sobre esta última se ve la escena que esperan ver completa todos los fanáticos de la serie: la llegada de la reina de dragones al hogar de Jon Snow. En la imagen solo se ve a Daenerys escoltada por Jorah Mormont quienes van al encuentro de Sansa y Jon. La mayor de las mujeres Stark se rinde ante Daenerys con la frase: “Winterfell es suyo, su alteza”. Al fondo se ve a Brienne de Tarh.

Solo fueron 5 segundos de un encuentro que nunca se había dado en toda la temporada el de Sansa y Daenerys.

Se sabe que esta última temporada de Game of Thrones tendrá 6 capítulos que durarán más de una hora. Hasta ahora, la fecha exacta del estreno sigue siendo un misterio.

Spoilers

Una de las preguntas que más se hacen los fans sobre el final de Juego de Tronos es qué sucederá cuando Jon Snow (Kit Harington) y Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) descubran los lazos que les unen. Una impactante revelación de la que Clarke, Harington y los showrunners David Benioff y D.B. Weiss han hablado.

Como bien sabrán los seguidores de la ficción basada en los libros de George R.R. Martin, en el último episodio de la sexta temporada se confirmó la popular teoría fan: Jon es hijo de Lyanna Stark y Rhaegar Targaryen, lo que le convierte en… sobrino de Daenerys. Sin saberlo, ni él ni ella, tuvieron un romántico encuentro en el final de la séptima temporada. 

«Desde un punto de vista dramático, hace las cosas interesantes, porque la historia ya no trata de quiénes son los padres de Jon», dijo Weiss en una entrevista a TV Insider. «Se trata de lo que sucede cuando Jon se entera».

Mantener su unión estratégica es de suma importancia ante el avance del Ejército de los Muertos pero ¿podrán trabajar juntos cuando descubran el origen Targaryen de Jon Targaryen y reclame el trono?

«El sueño de toda la vida de Daenerys ha sido vengar a su familia y reclamar el lugar que le corresponde en el Trono de Hierro», apuntó Clarke. «Ella realmente ama a Jon. Si se enterara de su título, le haría mucho daño».

Mientras tanto, Jon no solo tendrá que analizar sus sentimientos sobre su verdadera familia, sino también lo que esto significa en su relación con Daenerys. «Jon es alguien que sigue las reglas. No puede mentir», explicó Harington. «Sería muy difícil para él», añadió.

En el final de la séptima temporada de Juego de Tronos, Jon y Daenerys consumaron su relación, más complicada de lo que cualquiera de ellos cree. Jon Snow no es el hijo bastardo de Ned Stark (Sean Bean) como le hicieron creer. En realidad es el hijo legítimo de Rhaegar Targaryen, difunto hermano de Daenerys.

Esto, técnicamente, pone a Jon por delante de Daenerys en la línea de sucesión. Dado que Samwell Tarly (John Bradley) y Bran Stark (Isaac Hempstead-Wright) conocen el secreto, es solo cuestión de tiempo antes de que los amantes también se enteren.