Casi una década en pantalla es tiempo más que suficiente para que el elenco de una serie de tanta popularidad como Chicago Fire construya lazos de amistad. Sin embargo, hay dos miembros del reparto cuya relación sin duda supera a lo que se podría esperar.

Con la confirmación de la noticia de que la décima temporada de Chicago Fire se comenzará a grabar pronto, podemos aprovechar para comentar sobre algunos de los personajes más queridos de la TV.

Después de 10 temporadas en pantalla y contando, los fanáticos de la famosa franquicia de One Chicago, coinciden en que Chicago Fire se destaca por la larga lista de actores y actrices cuyos personajes se han convertido en los preferidos del grupo. Sin embargo, hay dos intérpretes que en la ficción se encuentran en el primer lugar del top por su lealtad, más allá de su valor y profesionalismo.

Si bien One Chicago de la cadena NBC lleva años triunfando en la industria del entretenimiento con la transmisión de sus tres programas estrellas Chicago Fire, P.D. y Med liderando el mercado de las series, no la excluye de que sus seguidores prefieren algunos elencos por encima de los otros. Este es el caso del drama de bomberos quien supera al resto y de ellos hay dos personajes favoritos cuya química en pantalla supera a la ficción, estos son Christopher Herrmann (David Eigenberg) y Wallace Boden (Eamonn Walker).

David Eigenberg y Eamonn Walker

Tanto en el mundo del arte como en una profesión tan arriesgada como la de rescatar vidas en peligro, el trabajar entre colegas en una línea de trabajo tan intensa puede producir un vínculo profundo. Después de todo, se necesita un nivel de confianza cuando se trata de interpretar un rol en una escena o apagar incendios en la vida real. En muchos casos, los involucrados ven a sus colegas más que a su propia familia gracias al tiempo que pasan juntos.

Este vínculo se percibe muy fácilmente en pantalla en el caso del teniente de la Bomba 51 Christopher Herrmann, interpretado por David Eigenberg y el jefe de la estación 51 Wallace Boden, personificado por Eamonn Walker, en Chicago Fire. Ambos hombres de familia veteranos entregados a su profesión, leales e imperfectos que se esfuerzan por ser mejores y asesorar al resto del equipo en el cumplimiento del deber.

David Eigenberg y Eamonn Walker: Grandes amigos delante y detrás de cámaras

Desde las primeras temporadas de Chicago Fire, hemos visto a Herrman y al jefe Boden apoyarse durante los momentos cruciales. Por ejemplo, Boden es quien promueve oficialmente a Herrmann a teniente en la Temporada 7, y en la Temporada 3, Herrmann es el padrino de Boden durante su boda. Una amistad tan fuerte en pantalla entre los personajes, ha llevado a los fanáticos a preguntarse en más de una ocasión si solo funciona en la ficción o va mucho más allá del set de grabaciones.

Como era de esperarse, la respuesta a estas interrogantes ha venido de la mano de las redes sociales, David Eigenberg y Eamonn Walker dejaron claro que son grandes amigos en la vida real. Este lazo se confirma con un publicación de Eigenberg, con una foto de ambos en su Instagram en lo que parece ser una salida acompañado del comentario: «Ese soy yo y mi mejor chico… Siempre. Amo a este hombre». Posteriormente en una entrevista, los actores explicaron que es común que los dos se presionen mutuamente para dar lo mejor de sí mismos en las escenas juntos, a pesar de llevar una década compartiendo en la serie.

«La cuestión es que nos preocupamos. Nos preocupamos los unos por los otros, y aún nos importa el trabajo por el amor de las personas que están aquí y la familia que tenemos. Entonces, eso nunca va a desaparecer». 
 

Sigue leyendo