Quedan solo 8 participantes luchando por su sueño de ser el mejor niño chef de Colombia, lo que hace ahora que el programa entre a su recta final. 

matias

Se acerca el final de ‘MasterChef Junior’ y la competencia cada día se pone más dura y los jurados más exigentes. Por eso aunque el reto de eliminación de esta noche tenía un nivel de dificultad alto, los cocineros debían esforzarse al máximo por presentar sus mejores platos. Lamentablemente, para Matías Ramírez, el niño que se robó el corazón de todos los colombianos, llegó el momento de irse de la competencia.

La cocina de MasterChef, fue adecuada como una sala de espera de aeropuerto y los jurados estaban vestidos como pilotos para explicarles a los participantes que estaban en riesgo: Matías, Sara, Daniel, Manuela y Alan, en qué consistía la prueba. Cada niño debía escoger 5 parejas de ingredientes de diferentes ciudades del mundo y con estos, realizar una preparación que descrestara a los jueces para asegurar su permanencia en el reality. Para sus cocciones tenían 60 minutos.

Matías, escogió, de la ciudad se Cali: chontaduro y panela. De Los Ángeles, California: uvas y tomates secos. De Cartagena: yuca y suero costeño. De Madrid España: embutidos madrileños y queso manchego. Y de La Habana, Cuba: caña de azúcar y yerbabuena. Con estos ingredientes, preparó una sopa de chontaduro, con acompañamiento de chips de yuca y suero costeño. Cada cocinero, debía ser creativo y solucionar los obstáculos de utilizar muchos ingredientes.

matias-masterchef-salida

Al momento de presentar su plato, al niño de 10 años le criticaron no haber utilizado los utensilios adecuados para presentar su picadillo de embutidos españoles como aderezo para la sopa, también le dijeron que su preparación era similar a la de un reto anterior. Sin embargo, el sabor de la sopa era bueno. Estas fueron las razones por las que los jurados determinaron que era ‘Mati’, como le decían, era quién debía irse. Su despedida estuvo llena de palabras de cariño y tanto los jurados como Claudia Bahamón, le dijeron que era un gran líder, un niño rápido de mente y con un corazón noble.