Una impactante investigación sobre el flagelo que sufre una población de Filipinas, por cuenta de la lucha que el Estado desarrolla en contra del microtráfico. Manuel Teodoro y su equipo periodístico estuvieron en este país del sudeste asiático comprobando de primera mano una serie de asesinatos extrajudiciales. “Combate al microtráfico en Filipinas”, este domingo a las 9:00pm.

Este será un programa con increíbles imágenes, con testimonios que alimentan la controversia de las partes que protagonizan esta polarización en la lucha contra el microtráfico, y la tragedia producida por una política antidrogas, que en muchos casos queda por fuera de la protección a los derechos humanos. No se pierda Séptimo Día, este domingo 16 de abril a las 9:00 p.m. después de Los Informantes.

Durante los días que estuvo en Filipinas, el director de Séptimo Día siguió, paso a paso, a las organizaciones estatales que están combatiendo el consumo de droga, habló con familiares de consumidores asesinados y estuvo en el lugar de los hechos minutos después de la muerte de varios de ellos, donde logró registrar impactantes imágenes de las personas asesinadas, por el hecho de haber consumido drogas.

Lea también: (La vida de Albert Einstein será revelada en “Genius” por National Geographic)

“A pesar de que el Estado no se atribuye estas muertes, el ‘modus operandi’ es conocido por los habitantes y se ha convertido en un patrón en todas las escenas del crimen: primero llegan personas en moto con pasamontañas y cometen el crimen. Minutos después arriban las autoridades y llevan a cabo el levantamiento donde se encuentran armas del mismo tipo siempre” aseguró Manuel Teodoro.

En “Combate al microtráfico en Filipinas” se verá como la droga que está causando estas muertes se llama Shabú, una variante de la metanfetamina que es más poderosa que la heroína y más adictiva que la cocaína, la cual es consumida en fiestas en occidente, pero en oriente la usan para el trabajo. Lo cierto es que ésta es la causa que tiene a las principales ciudades de Filipinas en un derramamiento de sangre sin precedentes, y sumido en una problemática que se ha salido de control, pues en sólo una noche puede haber entre 3 y 10 víctimas, agregó Teodoro.


Fuente: Caracol TV.