En esta nueva entrega, el público conocerá a las nuevas parejas que darán lo que sea con tal de poder llegar al altar, a pesar de la oposición de sus familias y dejando de lado los prejuicios personales sobre diferencias de raza, religión, clase y orientación sexual. 

Los participantes de esta temporada son Hank & Lilly; Jess & Seyat; Ange & Dylan; Ry & Philippa; Melissa & Aalden, e Izzy & Simon.

La segunda temporada se estrenará el martes 19 de enero a las 7:50PM (hora de Colombia), 20:50PM (Hora de México).

LIFETIME estrena el próximo martes 19 de enero, la segunda temporada de la serie real-life “Amor y prejuicio: Australia”, en el que conoceremos a seis nuevas parejas que buscarán concretar el sueño de casarse enfrentándose  a la negativa de sus familias que no pueden dejar de lado sus prejuicios de raza, religión, clase y orientación sexual.

“Amor y prejuicio: Australia” seguirá a seis parejas que deciden hacer un compromiso de por vida y casarse ante la oposición acérrima de sus familiares y amigos. Una vez más, cada pareja se esforzará por mostrarles a sus seres queridos que las diferencias culturales, de religión, edad y/o preferencia sexual no afectan su capacidad para amar y ser amados.

Este formato cargado de emociones, presenta a personas reales que abordan problemas reales en su camino hacia el matrimonio y el amor. En esta temporada conoceremos las historias de Hank & Lilly; Jess & Seyat; Ange & Dylan; Ry & Philippa; Melissa & Aalden, e Izzy & Simon.

Te puede interesar: «Te encontraré hija» debuta en Lifetime

A lo largo de 12 episodios, las parejas irán anunciando sus compromisos y el público conocerá a los futuros suegros. Las emociones aumentarán y los seguidores de LIFETIME descubrirán si la presión familiar afectará las próximas bodas tan anheladas por los participantes o si el amor de las parejas superará al amor de la familia.  Así, contra todo pronóstico, estas parejas intentarán demostrar que su relación tiene lo que se necesita para construir las bases de un matrimonio duradero.

Pero la tensión no sólo radicará en las negativas familiares. Desde su primera cena, una revelación de una de las parejas soltará una bomba en el ambiente: ¿alguien ha traicionado la confianza y ha estado “durmiendo” por ahí? Esta temporada promete mucha dosis de drama e intriga entre las parejas que comparten un espacio, que al inicio se ve tranquilo, armonioso y con buena vibra, pero ¿hasta cuándo se mantendrá así?

Además, en un intento por arreglar a sus familias fracturadas, las parejas permanecerán juntas en un retiro y participarán en una terapia intensa guiada por la terapeuta familiar y experta en relaciones Leanne Hall. Durante las sesiones, las parejas y sus más allegados se enfrentarán cara a cara con los problemas que han provocado las tensiones y lidiarán con las consecuencias de las confrontaciones emocionales, de una forma honesta.

Como ya es costumbre, en esta segunda temporada de “Amor y prejuicio: Australia”, ningún tema está fuera de los límites, ya que todos intentan reparar las relaciones existentes y forjar otras nuevas. Los resultados son crudos, impactantes y convincentes. Así las seis parejas responderán las preguntas de si podrán obtener la aprobación de sus seres queridos antes de su gran día. ¿Sus padres y amigos sabotearán el día de su boda incluso antes de caminar por el pasillo? ¿Podrán nuestras seis parejas convertir la tragedia en triunfo y demostrar que el amor puede conquistarlo todo? ¿O se verán obligados a elegir familia o prometido?

Sobre las parejas

Philippa y Ry en «Amor y prejuicio: Australia»

Philippa y Ry

Los padres de Philippa, Peter y Gunilla, no pueden superar la diferencia de edad de 18 años en su relación con Ry. Creen que Ry, de 21 años, está usando a Philippa, de 39, por dinero y la familia está en un punto crítico.

No hablé con ellos durante seis meses. Sólo dije: ‘Mira, este es el camino que he elegido’ y tomé algo de espacio. Siempre amaré a mis padres, pero están exagerando”, asegura Philippa. Mientras que Ry agrega: “Para ellos, todo se trata de dinero, seguridad y protección. No se trata de si ella es feliz”.

Ange & Dylan en «Amor y Prejuicio: Australia»

Ange & Dylan

El padre religioso de Ange, John, cree que ser gay es un pecado y piensa que si su hija se casa con Dylan, ambas se irán al infierno. Pero Dylan cree que la postura de John está profundamente arraigada en la pérdida de su esposa Greta, quien murió cuando Ange, de 23 años, tenía sólo seis años. Ange cree que las cosas habrían sido diferentes si su madre todavía estuviera viva.

Por lo que todo el mundo me ha dicho, nunca habría juzgado a nadie o menospreciado a alguien por sus creencias”, compartió Ange. Por su parte, Dylan comentó que “John y Greta encontraron la religión juntos, así que creo que aferrarse a esas creencias es como aferrarse a ella”.

Jess y Seyat

La madre de Seyat, Fátima, es la peor pesadilla de toda mujer. No sólo cree que su hijo de 19 años es demasiado joven para casarse, sino que Jess dice que Fátima la ha llamado “sucia y repugnante”. Jess, de 21 años, asegura que los insultos le traen recuerdos de haber sido acosada en la escuela: “Produce mucha ansiedad. Pero sé que me hará una persona más fuerte”.

Jess confía en que Seyat es el indicado para ella: “Algunas personas pasan toda su vida tratando de encontrar el amor. Es hermoso cuando lo encuentras a una edad temprana”.

Izzy y Simon

Izzy y Simon no tienen exactamente lo que llamarías una relación “normal”. La madre de Izzy, Bobbi, y su mejor amiga, Amanda, creen que Simon, de 27 años, es un mujeriego e incluso lo harán someterse a una prueba de detector de mentiras en el programa. “Mi madre no ha confiado en él desde el principio”, compartió Izzy.

Para empeorar las cosas, Izzy sufrió un aborto espontáneo, sólo para descubrir que Simon la estaba engañando en su punto más bajo: “Me hizo sentir muy mal, como si fuera desechable”, mencionó.

Hank y Lily

Las opiniones de Lily molestaron a los padres conservadores de Hank, Terry y Margaret. Prefieren que Hank, de 26 años, salga con una mujer “que no responda y haga lo que le dicen”. Pero sus conversaciones durante la cena tienen a Lily haciendo lo contrario.

Me sorprendieron las cosas que dijo Terry. Para empezar, no hablaría porque no quería causar ningún problema. Pero yo soy yo, ¡no puedo simplemente sentarme ahí!”, sentencia Lily, de 23 años.

Melissa y Aalden en «Amor y prejuicio: Australia»

Melissa y Aalden

La madre de Melissa, Jill, y su hermana Rachel están preocupadas por su matrimonio con Aalden, un tramposo y adicto al juego en recuperación. Pero Melissa, de 29 años, cree que necesitan recordar por qué ama a Aalden, de 32 años, en primer lugar.
Aalden puede ver el daño que su engaño nos hizo a mí ya nuestra familia. Ambos crecimos en hogares rotos, y fue una gran llamada de atención para él”, dijo Melissa. Y Aalden cree que su familia política tiene una impresión equivocada: “Tienen una pequeña imagen de quién era yo, en lugar de quién soy en su conjunto. No soy un degenerado. No estoy nadando en deudas”.

Google News Síguenos en Google News