La segunda temporada del reality show de MTV ha llegado a su último episodio lleno de reconciliaciones y llantos. La fiesta de las fiestas está por llegar a su fin. Karime, Mane, Talia, Elettra, Arantxa, “Potro”, “Labrador”, Abraham, Esteban e Igor, se preparan para darlo todo en la última fiesta del verano de Acapulco Shore 2.

Acompaña a los chicos más desmadrosos y fiesteros de América Latina, Brasil y Europa en su última “puti-vuelta”, donde nos enteraremos en qué terminarán los enredos y locuras del #ArantxaFest.

Después de varios meses de emisión, ha llegado el final de ‘MTV Super Shore 2’, el divertido y siempre sorprendente reality show de MTV. Para la gran despedida y el cierre del verano, los participantes de esta nueva versión de ‘Jersey Shore’ se marchan de fiesta a la feria de Málaga.

Última “putivuelta” en la feria de Málaga

En una de las famosas casetas, las chicas arrancan la noche con una “putivuelta”. Pero desde que Mane y Karime, fundadoras de la misma, ya no son amigas, este paseo de perreo y besos ya no es lo que era. Las féminas ahora solo se dedican a bailar con la gente y seguir bebiendo. Y entre copa y copa, Talía y Karime aprovechan para poner sobre la mesa sus diferencias y firmar la tregua definitiva. Las mexicanas acaban dándose un abrazo y bebiendo chupitos la una del pecho de la otra, símbolo de su estrenada amistad.

Elettra se despide del mejor verano de su vida, pero con la relación con Abraham en el mismo punto de siempre: tensa y sin arreglo. Llega el turno de Esteban, que no solo se separa de sus compañeros por este año, anuncia una noticia bomba: no regresará jamás al reality show. “Aquiles” confiesa que tiene que cerrar una etapa en su vida y empezar nuevos proyectos profesionales: “Ya no soy tan mujeriego ni me gusta tanto la fiesta. Mi camino tiene que continuar por otro lado, pero siempre os voy a llevar en mi corazón”, declara entre lágrimas.

Potro y su novia son los siguiente en irse, nuevamente con emotivas palabras, lágrimas y abrazos. Abraham y Mane, por turnos, también se despiden ensalzando lo bien que se lo han pasado y lo importante que es para ellos rodearse de gente tan auténtica y especial.


Ya solo quedan Arantxa, Talía e Igor, el trío protagonista de esta temporada por su complicada relación amorosa. Con la pena del momento, deciden marcharse bien pero sincerándose los unos con los otros. Arantxa sigue diciendo que lo que más le ha molestado ha sido la traición de Talía, ya que le juró una y otra vez que no tendría nada con Igor, mientras que el carioca le reclama que él, este año, no le ha prometido nada.