En tiempos en los que el aislamiento parece ser la única fórmula conocida para volver a estar juntos, los Caligaris invitan a conectar con el espíritu payaso de cada uno de sus seguidores. Fieles al lema de «divertir hasta el final» la banda se suma también al movimiento de la industria musical que busca impulsar nuevas fórmulas para mantener en valor este arte, en defensa del oficio y como necesidad esencial para el alma.

Así, Caligaris presenta el primer concierto digital de su carrera que tendrá cita el sábado 11 de Julio en www.salaestelar.com. La propuesta aborda los cuatro mágicos shows de Octubre de 2018 en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México en el marco de la gira internacional Espíritu Payaso, alternando con intervenciones de los músicos en directo. Las entradas se encuentran disponibles a través de https://bit.ly/espiritupayaso y los más fans podrán optar por un combo especial que incluye meet & greet virtual previo al show (capacidad limitada).
Siempre dinámica y creativa, la banda se encuentra trabajando en cada uno de los detalles de este particular reencuentro con sus fans, bajo el compromiso de brindar un espectáculo de máximo nivel, a la altura de su propuesta artística general.

Caligaris en el escenario

La del 11 de Julio será además una noche muy importante para los músicos ya que verán por primera vez el concierto en comunión con el público a través de herramientas que permiten la interacción real, ese mágico «aquí y ahora». Con la tecnología como aliada, el evento se convertirá también en el primer encuentro internacional de payasos, con los fans del mundo reunidos por única vez una cita en común: todos los países en un mismo momento conectando con el Espíritu Payaso.

Puedes leer: Bandalos Chinos, con un sonido orgánico y retro anticipan su nuevo álbum

Nuevo sencillo: «Salva»

Los explosivos Caligaris exponen una vez más su increíble versatilidad artística con la presentación de “Un rato de amor” como nuevo corte de difusión de “Salva”, su más reciente disco de estudio (Popart Discos, 2019). Una balada de Juan Taleb que navega melodías de encanto mientras le canta al amor desde el desamor. Y así la banda viaja sin escalas ni prejuicios del ska al romance, de la fiesta a la reflexión abriendo una vez más su extenso abanico musical.