Chris Bannister en este momento es un diablo que llegó para quitarle 1 millón de usuarios a Claro, Une y Movistar con un arma que nunca le ha fallado: su creatividad sin límites.

Esa es su apuesta inicial, derrotar a los grandes competidores con una oferta tentadora al usuario final. Además, su ingreso al mercado colombiano no solo lo hace en medio de gran expectativa, sino también de un polémica por la forma en que adquiere sus activos.

El ingreso a Latinoamérica

En Chile quisieron tanto a Chris Bannister, que después de tres meses de manejar la empresa de telefonía celular ya le decían el tío Wom. Su carisma personal y una simpatía completada con tatuajes y pintas excéntricas de chaqueta de cuero, camiseta,  jeans y tennis blanco y bigote hípster lo volvieron todo un personaje. Nacido en Manchester,  en 1962, vivió en carne propia la  explosión anárquica del punk inglés con Joy Divisions, The Smith y otras tantas bandas que rompieron su adolescencia y marcaron un estilo que nada tiene que ver el CEO de un  uno de los grandes de la telefonía celular.

En 1995 dejó Inglaterra.  Quería experimentar algo diferente a la famosa y lúgubre introspección británica. Lo primero que hizo fue irse a Malasia y para purgar todos sus demonios decidió subir al Bombalai, uno de los volcanes más representativos de Asia y allí se quedó viendo su cráter inmenso, de 300 metros de ancho. Para darle rienda suelta a la adrenalina se tiró de una cuerda sobre el rio Geylang en Singapur. En esos dos países vivió cinco años, se casó tres veces y tuvo un hijo en Malasia y otra en Singapur. Ambos viven ahora en Londres.

Vivió en diez países tan exóticos como Vietnam o Myanmar, mejor conocido como Birmania, donde vivió y se sobrepuso a uno de los retos profesionales más duros que tuvo. Este país estuvo durante 55 años cerrado al comercio mundial y querían experimentar con telefonía móvil. Una de las compañías que ganó la licitación para entrar en ese país lo escogió a él para crear una empresa. Era difícil hacerlo en 1995. En esa época el 70% de la población no tenía energía eléctrica y no habían casi centros comerciales. Fue un éxito. Creó una compañía de teléfonos móvil en seis meses. Una hazaña. En Tailandia, país donde también lideró proyectos tecnológicos, creó un sensor para determinar la salud de los fetos dentro de la barriga de las mamas lo que ha salvado cientos de miles de vidas.

Pero su verdadera pasión, cada vez que puede, es el trekking duro, largas caminatas que siempre terminan en lugares escarpados, difíciles, como los volcanes. En su estadía en Chile conoció tres en menos de un año. En 2013 realizó una aventura junto a sus dos hijos: recorrer toda Gran Bretaña en bicicleta, desde el frío y casi inaccesible norte de Escocia, hacia el Sur, 1.500 kilómetros en una semana. Una locura. En Chile, el último país donde estuvo antes de arribar a Colombia, tenía un Jeep Willys que adoraba. Era como él, aventurero, imbatible. Cuando se enteró la cantidad de gasolina que consumía decidió rifarlo entre sus empleados. Les cobró una cuota por el cupón de la rifa y reunió 11 millones de pesos chilenos. Con eso compró árboles que plantaron en la Patagonia.

Uno de sus mantras diarios, recién se despierta, es mirarse al espejo y repetir la siguiente frase: “¿Tomé las decisiones correctas ayer, tanto en los negocios como en lo personal?”. En Colombia llegó a mediados del año pasado en plena pandemia. Está que se recorre el país pero por las restricciones no ha podido. En cualquier momento este hípster cincuentón se escapará y escalará el Cocuy, recorrerá los ríos del Vaupés, visitará Chiribiqueté, conquistará el Amazonas.

Su creatividad la puso a prueba desde el aterrizaje de Wom en Colombia el pasado 5 de noviembre, con un provocador  lanzamiento en plena pandemia en Salitre Mágico. Bannister no ahorró pullas contra sus rivales inmediatos, Claro, Tigo y Movistar. “Son tres bebés gorditos e inocentes que lloran porque llega un nuevo jugador. Siguen gobernando todo en este mundo en donde nadie puede elegir” Dice en este siguiente video.

Claro apareció en forma de drones y los usaron para sobrevolar sobre el Salitre Mágico y construir la palabra “Bienvenidos”. La alianza con ETB está hecha y aspiran llegarle a un público joven y hacer planes atractivos y económicos para robarle usuarios a sus rivales.

Te puede interesar: Alejandra Torres y Andrea Arnau, las dos ‘tiburonas’ de Shark Tank Colombia 3

Chris Bannister es además el perfecto para torear problemas como los que ya se le anticipa que tendrá la marca que tiene que posicionar a contra reloj.  La gente se queja que Wom no es más que la fachada de Avantel, una marca desprestigiada con unos servicios limitados. El inglés sabe como intervenir mediáticamente y cambiar percepciones como lo ha hecho en los diez países en los que ha estado y de paso generar empatía con los jóvenes a los que les quiere llegar. En  Chile puso contra la pared al presidente Sebastián Piñera por sus críticas a las políticas de medio ambiente-, con lo cual se proyectó como personaje en los medios generando noticias más allá del negocio de la telefonía móvil por el que le pagan.

Banninster sabrá colarse en la opinión pública para convertirse en el  nuevo tío Wom, a la par de hundirle el acelerador al negocio, sin nunca dormirse. Con un presupuesto de USD 1.000 millones para cinco años, aspíra a entrar en operación este abril. Ya cuenta con las primeras 1.360 antenas instaladas de las 2500 que estarán listas a finales de este año y el plan, con las 1.500 personas que irá contratando es llegar a 672 pueblos colombianos.

El negocio de Chris Bannister en Colombia

En la terraza del tercer piso del Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones, el martes al mediodía, mientras el fiscal de la Subtel, Jozsef Markovits, abría los sobres para adjudicar la codiciada banda de 3.5 GHz para desplegar el 5G en Chile, las miradas sobre las mascarillas se dirigieron a los representantes de Claro presentes. Quedaron fuera de esa red. Enseguida, la vista se posó en los emisarios de WOM. Los grandes ganadores de la licitación de espectro en cuatro bandas que cerró esta semana.

La firma controlada por el billonario islandés Thor Björgólfsson es envidiada en el mercado. A cinco años de su ingreso al país tiene el 20% de la torta de clientes de telefonía móvil, peleando el cuarto lugar con Claro, del mexicano Carlos Slim y que lleva más de una década en Chile.

Pero tras esta licitación, y su agresiva apuesta por instalar infraestructura crítica para la fibra óptica en todo el país, entrar a la televisión, al segmento pyme y ofrecer internet en el hogar, la empresa que alguna vez se presentó como la joven promesa rebelde del mercado de las telecomunicaciones, maduró, pagó sus deudas de novato, adquirió otras de mejor calidad, y está ganando plata. Y no poca.

Al tercer trimestre del año pasado acumulaban ingresos por $428.000 millones y un Ebitda de $128.000 millones, con crecimientos de 14% y 17%, respectivamente. Y todo en medio de una pandemia y una crisis económica.

El paso siguiente, dicen al interior de la firma, es seguir ampliando su oferta a nivel nacional. Pero los ojos del fondo Novator hoy, están en usar a Chile como plataforma de sus operaciones a nivel regional. Latinoamérica, y no solo en telecomunicaciones, es la meta final.

Lee también: Torre logra U$5 millones más para su motor de empleo remoto

WOM: Mirando Perú y Ecuador

Ya entraron a Colombia, y con la misma actitud -de agresiva competencia de bajos precios y desafiando a los consolidados en el mercado- que lo hicieron en Chile.

Cómo olvidar su publicidad donde se mofaban de la competencia. De Entel en particular, en un principio. Lo que hizo que hasta revivieran a las chicas 1,2,3 clásicas de los años 90. Y no ha tenido pocos conflictos, incluido Entel que los demandó en su momento por competencia desleal. Pero aunque hoy están en un estado de maduración, siguen con la irreverencia como arma letal para su marketing.

Esta semana por ejemplo, se burlaron de la polémica entre el Gobierno y el Colegio de Profesores, con un afiche publicitario que mostraba a una persona con el cartel de “Porreira” en la espalda escribiendo muchas veces en una pizarra: “No debo criticar a los profesores, ellos sí trabajan”. El propio Lucas Palacios hizo ver su molestia con el tema al interior del Gobierno, pero la publicidad sigue disponible en redes sociales.

En Colombia, en tanto, el mismo CEO que asumió en Chile cuando arribaron, Chris Bannister -el tío WOM-, está a cargo allá. Y han disparado contra Claro, Movistar y Tigo, por su reacción en el ingreso al país. “Es muy difícil tratar con las tres empresas, en serio nos están dificultando la entrada, de lo cual no me quejo, ni lloro, porque ese es su trabajo”, señaló Thor Björgólfsson en una entrevista publicada este mes en la versión colombiana de Forbes.

En tierras cafeteras la ambición es grande: ya comprometieron US$ 1.000 millones para los próximos cinco años. Quieren, ni más ni menos, 25% del mercado. Y esa sería una primera parte de un desembarco mayor. “Latinoamérica es un libro que apenas estamos comenzando”, dijo en la misma entrevista el dueño.

Según fuentes informadas, WOM se prepara para participar en los concursos de espectro para desplegar 5G que se realizarán durante este año en Perú. Allí se enfrentarán con otro conocido, Entel, quien en el último tiempo ha logrado rentabilizar esa operación. Además, la velocidad de internet es baja en el promedio y la penetración de telefonía móvil en clientes con contrato también es menor. Espacio para crecer en Perú queda, incluso más que en Chile, donde ya hay más teléfonos que personas (28 millones).

Pero además del país vecino, están mirando atentamente lo que ocurre en Ecuador, quienes aunque están más atrasados en los procesos, también buscan lanzar un concurso por espectro.

Por eso, quieren capitalizar más la operación en Chile y avanzar rápido en Colombia para abrirse a más mercados.

Fuentes: Las2Orillas | La República

Google News Síguenos en Google News