En este nuevo álbum de Nicolás Ospina, se genera la versión más versátil del artista, capaz de crear versiones propias de canciones como “Tonada de Luna Llena” (Venezuela, “Ojo Al Toro”, “El Moro” (Colombia), “Hasta Pronto” (Argentina), “Beatriz” (Brasil), “El Surco” (Perú), así como composiciones propias como “Fuga Móvil” inspirada en el ringtone de la marca Nokia, y la canción homónima al disco “Tumbos”. Con gran influencia en el jazz, la música clásica y por su puesto folclore latinoamericano, que da un nuevo aire de sabor al escuchar las tonadas del piano.

¿Sobre el disco?

En palabras de Nicolás Ospina: “Este es un trabajo que yo quería hacer hace bastante tiempo. Mi interés en el piano fue anterior a mi interés por las canciones, la composición o los arreglos. Es el instrumento que me ha acompañado desde pequeño y quería hacer un trabajo en el que se el piano fuera protagonista. En este trabajo convergen varios temas que me han interesado a lo largo de mi carrera. El piano, el folclore latinoamericano, la composición y los arreglos. Aunque no todo el trabajo esté permeado de folclore, sí hay bastantes elementos que provienen de allí. Mi idea era poder apropiarme de diferentes elementos rítmicos y estilísticos de ciertas regiones para luego adoptarlos e imprimirles mi propio sello a través del piano y los arreglos. Los mixturo con elementos provenientes del jazz y la música clásica; pues han sido unas de mis influencias más fuertes.”

Así mismo Nicolás anota: “Fui escogiendo diferentes arreglos que ya tenía hechos hace algún tiempo para luego depurarlos y tenerlos listos para la grabación. Así mismo incluí un par de composiciones originales y arreglos nuevos para terminar de darle forma al disco. Lo que atraviesa el disco como eje conceptual son las diferentes influencias que he tenido. Se llama “Tumbos”, pues la música va dando tumbos de un lado a otro. Hay folclore, jazz, intimísimo, música clásica, barroca e improvisada. En mi vida siempre me he movido por diferentes géneros así que quería que este disco estuviera impregnado de todos esos intereses que siempre me acompañan.”

Sobre Nicolás

Nicolás es uno de los más versátiles y reconocidos músicos de la actual escena en Colombia. Es pianista, compositor, arreglista, productor, cantante y docente. Ha actuado en diferentes países como Australia, España, Colombia, Argentina, Perú, Uruguay y Estados Unidos participando en festivales de jazz, festivales de cantautor y en teatros y escenarios independientes. Fue el tecladista de varias veces ganador del Latin Grammy Fonseca, y ha tocado con diferentes artistas reconocidos como Marta Gómez, Javier Colina, Guillermo Klein, Kaze O, Claudia Gómez, Victoria Sur y Susana Travassos, entre otros. Ha producido varios trabajos musicales, entre los cuales se destacan su producciones “Girando para atrás” y “Tumbos”, el disco sinfónico “20 años” de Marta Gómez, trabajo que fue nominado recientemente a los Latin Grammys, Casa de Sofia Ribeiro, Tu Contiente de Victoria Sur, Ecos Latinoamericanos de Sofia Silva, Arbola de Melina Moguilevsky.

Ha trabajado como arreglista para la Orquesta Filarmónica de Bogotá en producciones junto a Aterciopelados, Herencia de Timbiquí, El Kanka, Los Rolling Ruanas, Marta Gómez, Maria del Sol Peralta, un Bosque encantado. Trabajó como arreglista en la compañía de teatro musical MISI durante 8 años, habiendo compuesto toda la música y letra para el musical “Rosario 365” y realizado todos los arreglos musicales para los shows Por siempre Navidad, Cartas a Papá Noél, Peter Pan, 30 años y Gran Concierto Davivienda, de la mano de los reconocidos orquestadores de Broadway Larry Hochman y Bruce Coughlin. Nicolás ha compuesto música para teatro, dibujos animados, podcast entre otros. Paralelamente, junto a su hermano, hace parte del grupo “Intentalo Carito”, agrupación que se hizo conocida en redes por su canción “Qué difícil es hablar el español” y hoy en día cuenta con más de 30 millones de visitas en su canal.

Sigue leyendo