Killer Whale, al igual que su creador, deambula entre Nueva Orleans, Austin y San Francisco, llevando las melódicas cicatrices que todo ese viaje le trae. Una mezcla de géneros, Killer Whale no se suscribe a nada en particular. En cambio, los exuda a todos. Es un caleidoscopio de sonido.

«No escribo muchas canciones con la letra primero… Nunca me consideré un gran letrista, sin embargo, hay algunas melodías en las que la letra viene primero, y son muy especiales para mi corazón. Esta melodía salió con tanta naturalidad, y el demo fue tan fácil de hacer…. parecía querer salir de mí,» explica Johnson. «Mi familia proviene de un entorno bastante pobre en Mississippi. Solía ​​quedarme ahí en los veranos cuando era niño. Después de vivir unos años en San Franciso, había perdido algunos de los sentimientos que vienen de esta zona del país. Mis abuelos cultivaban la mayor parte de su comida o intercambiaban verduras por carne con sus vecinos. Su jardín era enorme. Me parezco a mi abuelo, así que, naturalmente, a la gente le encantaba hablarme de él. Creció en una cabaña y recogió algodón hasta los catorce años. Un año volví al sur para visitarlo y en el camino estaba reflexionando sobre cuánto me ha inspirado Mississippi, lo jodido que está y cuánta gente en Estados Unidos no ha estado allí o incluso sabe que existe. Me detuve en una pequeña tienda y escribí la letra.»

Las canciones de Killer Whale son un tumulto, una mezcolanza atonal que se remonta a los días de ser diferente por ser diferente. Bajo el liderazgo de otro músico, tal podría ser el caso, pero Johnson fusiona todo en nombre de la diversión increíble. Tastes Like Yesterday, el esperado retorno a la música de Killer Whale se lanzó a través de Devil in the Woods en septiembre del año pasado. Antes de su estreno habían pasado tres años desde su último álbum, el sublime Casual Crush. El álbum fue especialmente aclamado por su habilidad de mezclar R&B sureño con un toque de surf californiano, cortesía de la mente maestra Thomas Johnson.

Esta es una banda que abarca por completo la belleza de relajarse. Tienen una visión única que sutilmente te da la bienvenida a sus ritmos coloridos del Rock & Roll. Crean un espacio que te invita a entrar, te dice que te sientas como en casa y te abraza cuando cruzas la puerta.

También te puede interesar: Contento presenta «Guajira Espacial»