Absoluto rompepistas, de sacudón, rebosante de sabor a cumbia y fiesta colombiana que te obliga al movimiento. Y lo hace poco a poco, suelta lo malo, y vive lo bueno, porque “Cumbia Fantasía” hace honor a su nombre con un fascinante arsenal de ritmo y melodía, percusión tradicional, sabrosa, acompañada de guitarra, bajo y clarinete, lo que la convierte en uno de los sonidos fundamentales sobre los que pivota , el nuevo álbum solista del productor Paulo Olarte Toro aka El Dragón Criollo.

El Dragón Criollo presenta "Cumbia Fantasía" 4

Si Olarte, cual hechicero de la selva, amenaza continuamente con llevar la fiesta al clímax durante todo el álbum, con “Cumbia Fantasía” termina de dar el paso, aquí se desata toda su mezcla de tradición de cumbia con instrumentos y elementos electrónicos, un sintetizador lidera la melodía, chispean aderezos sónicos, y, de pronto, esas sorpresivas voces en vivo, callejeras, de picotero, de pitch trastocado, un elemento, si se quiere, hermanador de toda la latinidad, de sonidero, de picó, de miniteca, de México a Peru y de Colombia hasta Ginebra, ese pavoneo de “espíritu burlón, que no puedes conmigo” que se ríe y te ríes con él, y te obliga a bailar sin rechistar.

Después de haber sido protagonista en la escena mundial de la música electrónica durante años, Paulo Olarte Toro llega al punto donde el llamado de volver a sus raíces no tiene vuelta atrás y comienza el retorno a la esencia, al origen y le da nacimiento a EL DRAGÓN CRIOLLO. En la ciudad de Berlin en el año 2010 arranca con una fiesta llamada EL VIVO AL BAILE Y EL MUERTO AL HOYO junta a una amiga caleña en el Paloma Bar en el Kotti, despues de un año ya en el 2011 se junta con otra amiga colombiana radicada en Berlin y un amigo también colombiano radicado en Ginebra y arrancan una serie de fiestas llamadas Sojusón. Estas fiestas enfocadas en la salsa como plato fuerte pero también abarcando muchos otros ritmos tropicales, es de los primeros eventos a nivel europeo que empiezan a abrir las puertas a la música de mundo y un publico mucho mas amplio. Inicialmente El Dragón Criollo es un proyecto de pincha discos, selección y colección , pero también comienza a dirigir diversos proyectos musicales, hasta que finalmente encuentra su hueco para comenzar un proyecto musical en solitario sin repetir el sonido de sus otros proyectos.

En Ginebra la ciudad donde reside hace varios años después de haber seguido el llamado de amor goza de una excelente reputación y no falta su presencia en las fiestas y eventos mas importantes de la ciudad, y esto no solo por su selección musical, si no también por su manera de tocar la música con la que creció y con la que desde muy pequeño aprendió a bailar antes de caminar. Desde muy niño acompañando a sus padres asistió a todo tipo de fiestas durmiendo en muchas ocaciones al lado directo de los parlantes, como quien dice que aprendido a dormir al ritmo de los tambores! Hoy por hoy, EL DRAGÓN CRIOLLO es uno de los exponentes número uno del sonido tropical impulsado por colombianos que se encuentran fuera de Colombia. Así que póngase las zapatillas de baile y a castigar baldosa hasta que los pies no puedan mas que aquí llego el Dragón Criollo ¡con su candela tropical!

También te puede interesar: Llega el álbum debut de Petite Amie

Escucha nuestro podcast

Este artista y muchos más están reseñados en nuestro podcast semanal. Conducen Diego Restrepo, Giovanna Sánchez y Maritza Ariza.